Casa de pueblo

No siempre las construcciones en el pueblo son antiguas casas de estilo rural que pertenecieron a la abuela de la abuela de nuestra abuela. Tampoco todos los pueblos se han mantenido siempre pequeños y acogedores. Algunos han ido creciendo y con ellos su población y las construcciones, que han pasado de las típicas casas de piedra que todos tenemos en la cabeza a edificios a medio camino entre los bloques de las grandes ciudades y las casas de pueblo de toda la vida. De este tipo de construcciones es precisamente del que vamos a hablar hoy. Para ello nos vamos hasta una población que apenas supera los 10.000 habitantes, en la región italiana de Turín. Allí se ha acometido una reforma que además de actualizar y mejorar un edificio en ruinas, pretende dotarlo de una personalidad más rústica y acogedora. Acompáñanos a descubrir la sorprendente transformación de esta casa.